Inscríbete en la lista de
correo de CFOC




La abstinencia sexual: Lo que necesitas saber

¡La abstinencia es lo mejor!

¿Alguna vez te has preguntado “¿Por qué quiero tener relaciones sexuales?” Si los adolescentes se hicieran esta pregunta y se comprometieran a no tener relaciones sexuales hasta que tuvieran una muy buena respuesta, no habría un porcentaje tan alto de embarazos y los adolescentes no se encontrarían entre los grupos más afectados por el VIH. ¿Quiero hacerlo porque es lo que veo en la TV y mis videos musicales favoritos? ¿Me están presionando? ¿Quiero tener relaciones sexuales porque creo que todos mis amigos ya lo hacen? Esos no son buenos motivos. En realidad, todo lo contrario. Estoy seguro de que ya lo has escuchado antes, pero nunca está de más recordarlo: el sexo es algo que realmente deberías reservar para una persona que ames y en quien confíes plenamente. Pueden pasar tantas cosas que harían que el embarazo parezca un problema menor. Por lo menos, en el caso de un embarazo tienes opciones como la adopción, pero consecuencias como el VIH y el herpes son para toda la vida. Así que piénsalo dos, tres o quizás cuatro veces antes de hacerlo. Y recuerda que tú eres tan único que vale la pena que esperen por ti.

¿Tengo que ser virgen para practicar la abstinencia?

Ya tuve relaciones sexuales. ¿Es demasiado tarde para practicar la abstinencia? ¡DE NINGUNA MANERA! “Abstinencia” significa no actuar de determinada manera. Así que, si ya lo has hecho, pero te das cuenta de que no quieres repetirlo a esta altura de tu vida, entonces… ¡la abstinencia es lo mejor para ti! Incluso puede que a ti te resulte un poco más fácil abstenerte porque ya sabes que del dicho al hecho hay un gran trecho, como dice el refrán. Sabes que lo que dicen en las canciones y cómo retratan al sexo puede ser falso. Así que no te avergüences de tus experiencias. Conviértete en un defensor, compártelas con tus amigos y quizás puedas evitar que algunos de ellos tengan una experiencia cuyo resultado sea irreversible.

¿Cómo sabré cuándo estoy listo para una vida sexualmente activa?

  1. Cuando tenga una base sólida de conocimientos acerca de TODAS las enfermedades de transmisión sexual que pueda contraer. Esto me ayudará a escoger el método de protección que sea más conveniente para mi pareja y para mí.
  2. Cuando no sienta vergüenza de hablar de sexo con mis padres y otros adultos de confianza.
  3. Cuando pueda comprometerme a asumir la responsabilidad de mantener a un hijo si se produjera un embarazo. ¿Podré mantener al bebé tanto económica como emocionalmente?
  4. Cuando esté dispuesto a dejar mis metas de lado para mantener a un niño ante la posibilidad de un embarazo. Tengo que tener en cuenta tanto las metas a corto como a largo plazo. ¿Estoy dispuesto a sacrificar mis actividades favoritas del fin de semana o mis sueños de ir a la universidad para estudiar derecho?
  5. Cuando me sienta lo suficientemente cómodo como para ir al consultorio del médico y preguntarle acerca de métodos anticonceptivos que impidan embarazos y el contagio de enfermedades e infecciones de transmisión sexual.
  6. Cuando pueda hablar abierta y honestamente con mi posible pareja acerca de nuestros antecedentes sexuales.
  7. Cuando me sienta lo suficientemente cómodo como para hacerme un prueba de VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual. Lo ideal sería cuando mi posible pareja también me acompañe y se haga las pruebas del caso.
  8. Cuando pueda hablar abierta y honestamente con mi posible pareja acerca de nuestros antecedentes sexuales.
  9. Cuando sea lo suficientemente maduro como para pensar las cosas lógicamente. Cuando sea capaz de sentarme a escribir lo positivo y lo negativo de tomar una decisión al respecto. ¿Cómo me afectará esta decisión mañana o incluso dentro de 6 meses?
  10. ndo pueda decir honestamente “Tomo la decisión de tener relaciones sexuales porque he evaluado todas las consecuencias y ESTOY SEGURO de que estoy listo. NO LO HAGO para ser aceptado por lo demás, ni porque me sienta presionado. YO TENGO EL CONTROL de esta situación; la situación NO ME CONTROLA a mí”.